Antanas Mockus en Chihuahua

Fuente: http://eldiariodechihuahua.mx/notas.php?f=2011/05/19&id=09c71f4b6db9e0f64354578914814d16

 http://noticiasdechihuahua.com.mx/noticias-de-chihuahua-observador.cfm?n=60934

CHIHUAHUA, CHIH.   18 de mayo de 2011. Esta tarde dentro del marco de la Cumbre de Valores y Cultura de la Legalidad se llevó a cabo la conferencia titulada Conciencia Social y Cultura Ciudadana impartida por Antanas Mockus, reconocido académico y dos veces alcalde de Bogotá.

 Antanas Mockus, explicó que la conciencia social es la forma de pensar de los demás “Todo ser humano tiene la capacidad de pensar en los demás y la conciencia social es una forma de pensar en los demás” manifestó.

Mencionó que la conciencia social consiste en la sensibilidad a la desigualdad en materia de condiciones de vida y de poder, es decir consiste en el sentimiento de empatía e indignación ante un suceso.

Dijo, que para que exista una acción humana de conciencia social es necesario tener 2 factores que sustenten esta conciencia como lo es el interés, las razones o emociones así como el sustento basado en las reglas tanto legales morales y culturales.

Fuente: http://www.lapoliciaca.com/nota-roja/deben-reincidentes-prestar-trabajo-social-en-las-carceles/

Chihuahua, Chih.- “Los reincidentes deben de hacer trabajo social en las cárceles, limpiando y aseando, no como presos, sino junto a ellos para que conozcan la cárcel y se den cuenta que si siguen reincidiendo y violando le ley pueden terminar ahí encerrados”, expresó durante su ponencia el ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus como una forma de castigar a aquellos quienes cometen delitos menores.

El ex alcalde de Bogotá, en su plática durante la Cumbre de Valores y Cultura de la Legalidad, manifestó que el problema de reincidencia en su país se resolvió llevando a los reacios a las cárceles, sin embargo no entraban al lugar como presos, sino como personas que realizaban trabajo social.

Ellos estaban obligados a limpiar los espacios en las cárceles, junto con las personas que purgaban una condena. Con esta acción Antanas Mockus, quería darles un escarmiento a quienes apenas empezaban a cometer delitos menores, para que viendo a quienes iban a pasar muchos años en la cárcel se dieran cuenta del castigo a recibir si continuaban cometiendo delitos y violando ley.

Antanas, quien fue dos veces alcalde de su ciudad, enfocó su plática al trabajo que la ciudadanía debe hacer, “el ser humano no nace sabiendo de conocimiento de las leyes, ni principios morales ni con tradición cultural, pero conforme va creciendo a lo largo de la vida se aprende todo eso.

“Conciencia social implica conocer en parte la condición de otras personas, hay conciencia social cuando uno es sensible a la desigualdad de oportunidades, de ingresos y recursos”, expresó en su ponencia el académico y ex alcalde de Bogotá, Colombia.

Lamentablemente, remarcó el ponente, el ser humano es una persona individualista, sólo vive pensando en sus intereses particulares por la capacidad de las competencias y se debe trabajar con él para que empiece a pensar en los demás, porque los ciudadanos son quienes deben ayudar a formar ciudadanos.

Como ejemplo, citó la anécdota de una pequeña quien al verlo en la televisión quería conocerlo, “ella vivía en un lugar de Bogotá muy pobre y quería conocerme, cuando fue al encuentro platiqué con ella”.

La sorpresa del alcalde fue cuando al despedirse, la madre de la menor comentó que cuando ella le iba a pegar a su hija, levantaba el teléfono y amenazaba con llamarle al alcalde, “ella no comprendía ni manejaba el discurso de los derechos humanos, pero sabía quién era la autoridad a pesar de su corta edad y por las escenas que veía en el televisor”.

En ese sentido, el conferencista manifestó que la autoridad debe trabajar para prevenir la violencia infantil, porque él como muchos pequeños en el mundo, fue víctima de violencia, no de golpes, sino de un intento de violación.

“Existe un momento de mi vida que nunca le platiqué a nadie, sino hasta de adulto, ni siquiera a mis padres, cuando de pequeño estando de visita por la galería de arte de un amigo de mis papás, el sujeto me llevó a un rincón el lugar donde, aunque no me violó, me hizo tocamientos. Yo no comprendí lo que pasaba y es ahora de grande que me enfurece esa acción”.

En su trabajo al frente de la alcaldía se preocupó en todo momento por el bienestar de los pequeños y para un diciembre, prohibió en todo Bogotá el uso de pólvora artesanal. Este material año con año dejaba a más de 250 niños lesionados; el año de su prohibición sólo 60 resultaron con lesiones.

Una acción que criticó severamente Antanas Mockus es que la ciudadanía cuente con armas en sus hogares, “si una ciudad logra aplicar la ley, el derecho a la vida no es inviolable, la ley prohíbe matar; se tendrá una mejor ciudad”.

Reiteró que ni la fuerza pública debe sacar sus armas para matar, solamente cuando un ciudadano va a asesinar a otro y lo comparó con el uso de un arma con el uso del bisturí, porque ningún ciudadano anda por la calle con este objeto punzocortante, quitándole las verrugas a otro por más feas que estén; esa acción está sólo en manos de profesionales.

“Hay cierto tipo de acciones que no los podemos resolver individualmente, necesitamos acciones colectivas, la gente no cree que todos nos vamos a movilizar, un ejemplo es si sólo el 5 por ciento que la gente ahorra agua no se nota, si el 90 por ciento ahora sí hay impacto”.

Acerca de J S

Autor de este blog

Publicado el 20 mayo, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: